¿Qué soñabas y qué sueñas?

Pasan los años y de pronto por un momento nos quedamos tranquilos , quizás recostados sobre la cama teniendo una de esas maravillosas terapias de techo blanco, porque el mío si es blanco… (¡sin albur!) Ja, ja. O como quieran. El caso es que hoy me puse a recordar lo que soñaba cuando tenía 18, 19, 20 años. ¿Cómo me imaginaba en el futuro? ¿Cuáles eran esas imágenes que me gustaba alimentar en mi imaginación? Las recuerdo perfecto. Me queda muy grabada una escena que yo veía siempre en blanco y negro que me parece hoy como sacada de un  video noventero de Eros Ramazzotti. Ja, ja. Me imaginaba despertando una mañana de esas soleadas y tranquilas entre semana, en un cuarto grande que era mi recámara y en donde predominaba el color blanco. Blancas las paredes, las cortinas, el edredón y las sábanas, una puerta de cristal que daba a un jardín y por la que se colaban los primeros rayos de sol, se escuchaba el canto de los pájaros y se podía sentir que entraba un aire fresco pero agradable. Yo en calzones recostado en la cama, (buenísimo y guapísimo por su puesto… ja, ja). Si, soy muy vanidoso y lo disfruto. Soy amante de la estética, de la belleza en todas sus formas. Me emociona lo que yo concibo como perfecto.  Bueno, continuemos. Entonces me levantaba despacio, sentía el contacto de mis pies descalzos en el piso, sobre el tapete suave de al lado de la cama, y con lagañas en los ojos y los calzones alborotados…,  salía a la cocina casi sonámbulo a preparar mi mayor vicio… ¡café!.


Regresaba al cuarto y me quedaba por unos momentos sentado a la orilla del colchón mientras disfrutaba de ese olor a café recién hecho y escuchaba caer el agua de la regadera. Mmmmm…
A lo lejos veía transparentarse por el cancel del baño, un cuerpo de hombre bastante bien formadito. Nunca le puse una cara en particular, lo que si recuerdo perfecto, eran las nalgas. ja, ja, ja  y una sensación de amor libre, pleno y muy independiente. (Me prometí en este blog confesarlo todo, conectarme con mis emociones y encender algo en mi que me ha venido haciendo falta los últimos años. A esta sensación es a la que percibo como “leche fría”, fresca, alcalina, nutritiva y a la vez light. ja, ja. Pero bueno, más allá de las imágenes, la sensación, la emoción, el sentimiento era de calma, de paz, de alegría, de contento, de realización, satisfacción y agradecimiento, del plaser de brindar por todo eso con una buena taza de mi vicio y  un periódico al lado. (Esto si ya fue demasiado cliché porque nunca he sido fan de los periódicos, a menos que esté interesado en la cartelara del cine o en una que otra noticia de la sección de espectáculos).
Me voy a aventurar a continuar la escena, la película, no se si sea parte de mi recuerdo, de mi deseo o mi sueño presente.
Muchas cosas han cambiado, ya no tengo veinte años, tuve pero ya no tengo ese cuerpo y esas nalguitas que se transparentaban por el cancel del baño,  pero si tengo una gran imaginación, una nostalgia clavada y un espíritu melancólico que quiere despertar y fortalecerse porque esa es mi esencia y quiero regresar a mi.
A veces se nos olvida sentir, soñar, volar y desear.
Continuaré con la historia en un siguiente blog, todavía da para mucho, incluso para publicar una canción que escribí hace muchos años cuando vivía una historia similar a la de mi recuerdo ideal. Tengo muchas ganas de grabarla y está en mis planes. Esperemos que se concrete.

¿Te acuerdas tú de tus sueños, tus ideales, tus vanalidades,  tus morbos y deseos de antes? ¿Qué tanto han cambiado al día de hoy?
De verdad, te agradezco muchísimo poder compartir esto contigo, porque gracias a ti, se siente más real, más vivo y por momentos confundo la realidad del sueño.

Mmm… Un suspiro, leche fría al espíritu y siempre ¡Love!
Chavo.

5 comentarios sobre “¿Qué soñabas y qué sueñas?

  1. Pues soy muy Joven para decir que esos sueños no los veos en un futuro… espero ansiosamente cumplirlos… pero cada ves que voy creciendo y madurando esos Sueños van cambiando y muchas veces para mejorarlos… por que voy aprendiendo cosas nuevas y le quito importancia a Otras que me doy cuenta que no son necesarias… 🙂

  2. hola chavo!
    como ya me diste la bienvenida en tu siguiente blog, pues ni modo ya me tendràs que aguantar aquì, comentandolos…jaja…Es linda tu historia, nosè si tu intenciòn era darle tintes eròticos, pero podrìas tener una nueva faceta como escritor de literatura eròtica….espero leer la continuaciòn de esta historia en tus sguientes blogs.

    cuando dices que -A veces se nos olvida sentir, soñar, volar y desear-.es cierto, es comùn que suceda, a mi me ha pasado,pareciera que de repente esta uno tan conectado con el mundo exterior que no te das cuenta en que momento dejaste pasar tus sueños,anhelos y deseos, claro tengo la firme conviccciòn que es posible retormarlos.

    aki voy con mis recomendacion, upps! asì soy, me gusta leer,,,, retomando lo anterior, hay un fragmento de el libro “La mano de fuego” de Alberto Ruy Sànchez, que dice : el mundo mismo se convierte en un cuerpo eròtico, y el deseo de estar en el mundo , de viajar, de comer, de comprender, de descubrir, de hablar,son actos eròticos, afirmaciones de vida en un mundo que ofrece un cuerpo y llama a ser seducido y seducir.Comprendiendo a la seducciòn no como conquista y posesiòn sino como pacto fugaz de goce mutuo, aventura q renace cada dìa, reto vital ,poema que, tal vez se va construyendo con la vida….. un poco o muy intenso,jaja,pero creo q los sueños te llevan a construir tu vida…..

    hablando q si recuerdo mi sueños que tenìa alos 18 años, la verdad no,,,, ahora a mis 28 años comienzo a tener nuevos sueños, que no espero recordar si no llevarlos acabo.

    salu2, ah! porcierto,Es visible que no necesitas inspiraciòn chavo, por que tienes mucha, pero si kieres un pokito màs o conocer historias que te ayuden a fluir aùn màs enlo que escribes, te recomiendo el libro que mencione anteriormente, este autor tiene una manera muy linda de escribir sobre la literatura eròtica e historias de parejas,lo hace de una manera honesta, franca y no cursi ( en lo particular la cursileria no me gusta).

    aunque comienza con una historia un poco cursi de una pareja que va a ver a un alfarero al cual le dicen que cuando se mueran quieren que con sus cenizas las junte y èl realise una escultura. La pareja promete que el primero en morir tendrà que guardar las cenizas del otro para que asi pueda ser construida esta escultura,,,

    depuès ya viene la parte interesante con las vivencia que tiene el hombre al realizar un viaje por varios lugares, donde no sòlo descubre la sexualidad sino el significado de la belleza que hay al sentir y vivir la vida misma.

    bye ….bonitos dìas….. creo que tambien hablo mucho como tu chavo,jajaja.

  3. Un sueño recurrente que tenía hace unos seis años era muy similar al tuyo!! En mi caso, soñaba que despertaba en una habitación con mucha luz, completamente blanca, con una especie de balcón que daba hacia el mar… Y lo mejor de todo era él, su cuerpo, pero sobre todo su presencia, y ese amor puro, libre, sin prejuicios…. Era una sensación de pleno bienestar… Wow!! Simplemente genial!!
    Y es muy cierto, a veces nos olvidamos de sentir, soñar, desear!! El punto es volver a conectarnos con esa parte, volver a disfrutar de todo eso.
    Y me gustó esa frase de “Lo sueños te llevan a construir tu vida”!!
    Saluditos!!*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s