Un mar de leche fría, un cielo azul y dos gaviotas…

¡Buenos días! Que feliz me levanté hoy… Tengo tanto que escribir, litros y litros de leche fría como ´pa alimentar a toda una nación y sumergir al planeta entero. Espero que todos sepan nadar… Ja, ja. Pasó mucho tiempo sin que escribiera por acá pero me dediqué  vivir, a fluír, a recibir, a sorprenderme, a agradecer y a volver a sentir amor. Si caray, lo confieso, lo celebro y lo comparto. No se en qué momento decidí hacer un diario público. ¡Estoy más loco que una cabra! pero las cabras dan leche también, ¿no? Ja, ja, ja. Empecé este blog de “leche fría” contando una imágen muy clara que existía en mi mente…. para los que me siguieron desde ese día, saben a lo que me refiero. Ja, ja.  Esa imágen de un cuarto blanco, sábanas blancas, aire fresco y luz entrando por la ventana, olor a café, yo en la cama  y ….  Yo decía que habían pasado ya muchos años de imaginarme así y tendría que cambiar ahora un poco el escenario y mi personaje porque no es lo mismo 23 que treintaitantos… ja, ja, ja Pero resulta que si es lo mismo pero no es igual. ¡Es mejor! Creo que maduró tanto la idea que cuajó. Ayer caí en un taller de actuación y fue algo maravilloso para mi. ¡Me encantó! Cada cosa que decía el profesor, tomaba un enorme significado en mi vida, quería aprenderme de memoria cada palabra, cada frase. Dijo algo así:
“Un cliché no es que sea malo ni bueno, simplemente no es interesante porque no tiene historia, no tiene vida propia”.
¡Wow! Me di cuenta que mi imágen, esa escena en mi mente a lo largo de mi vida, dejó de ser un cliché… ¡Que emoción y que libertad de existir!
He empezado a vivir mi escena, mi imágen mucho más desde su esencia, desde la sensación que me producía, desde el significado que tenía, desde la libertad,  la cachondería, el amor, el reto, la humedad, la frescura y la ternura que me significaba y no tanto desde su apariencia. Bueno…. ¡también! ¡Díganme si no he de estar con la leche fría hasta el cuello! ja, ja. Y bueno, la historia tiene su toque de reto… Hasta cierto punto, pareciera que situaciones se repiten en mi vida. Pero esta vez lo haré todo bien porque de las regadas y el dolor en la vida se aprende y miren que me aventé unas muy buenas lecciones. Ja, ja. ¡Que bueno que me atrevía a vivirlas y tuve el valor para ser y hacer lo mejor que pude en cada momento!
Encontrar otra gaviota en el cielo azul, con las alas abiertas disfrutando del viento el mar, las olas, el calor, la brisa, los rayos de sol, la arena… Atreviéndose a volar más alto de lo “permitido”, explorando rutas inseguras pero emocionantes… es un pequeño lujo, preo creo que lo valgo. Ja, ja.
Aunque por mi fecha de nacimiento mi signo es agua, siempre me he sentido mucho más aire, viento. Existiendo en el espacio sin sentirse limitado. A veces atrapado en una inhalación pero siempre liberado en la exhalación, bailando en el tiempo…
Hoy quiero ser más yo, más así, menos preocupado. Porque la vida no es eso. La vida no es lo que hacemos ni a lo que nos dedicamos, sino lo que logramos sentir y descubrir con eso.
Yo quiero sentirme libre, saberme libre en alguien, en su respiración, en su mente, en su cuerpo, en la fuerza que hace latir al corazón. Explotar en cada mirada, en cada beso, en cada orgasmo, en cada sueño unidos siempre en un apretón de manos con la fuerza de la complicidad, con la magia del deseo.
Tanto tiempo invertido frente a la computadora tenía que traerme algo bueno… Y si, me ha traido a todo un mundo personal con el que hoy comparto todo esto, pero entre todos ustedes llegó esa gaviota. Hasta que un día, esa gaviota decidió salirse del cyberespacio para tocar la puerta de mi casa y quedarse en mi vida para siempre. Nunca sabemos lo que sucederá más adelante pero si sabemos cuando alguien se quedará en nosotros.
Como comprenderán, inspiración es lo que hoy me sobra y también me sobra fuerza y deseo para lograr alcanzar mis metas y mis sueños porque al hacerlo lograré cruzar el mar azul, volar el cielo y trascenderlo en un beso que quisiera durara toda la vida…
¡Cuánta leche fría y también cuántos huevos son necesarios para llegar  hasta donde siempre hemos querido…! Ja, ja, ja.


8 comentarios sobre “Un mar de leche fría, un cielo azul y dos gaviotas…

  1. Ame este blog Chavo…. asi me siento ultimamente, con unas ganas inmensas de amar, de compartir…..quiero ser el aire de alguien!!!
    Libre soy, gracias a todo lo que he aprendido, gracias a gente como tu que se han cruzado en mi camino, ahora quiero compartir esa libertad, ese AIRE que ella me brinda!!
    Gracias como siempre Chavo!
    Te quiero!!

  2. Chavo:

    Pues la verdad ya se extrañaban bastante tus letras. Fíjate que te va a dar risa, pero hoy cuando venía de camino a mi trabajo (iba caminando), iba pensando en ti, en que durante todo este tiempo que te he leído te has convertido en un personaje que siempre me hace reír y hasta en los momentos en que más triste he estado siempre me arrancas una sonrisa.

    Admiro mucho lo que haces y la forma que tienes de ver la vida, tu dices que estás más loco que una cabra, pero si hubiera más personas que se atrevieran a seguir sus sueños y a disfrutar hasta de las pequeñas dificultades que se te van presentando en el camino, para al final reirte de ellas, el mundo sería algo diferente.

    A mi en lo personal siempre me inspiras a retomar muchas de las cosas que he dejado en el olvido, y todos los sueños que tengo empolvados, y en esta semana he empezado a trabajar en un sueño que aunque no es mío me llena mucho por dentro… Ojalá cuaje (tal cual leche fría).

    No quiero hacer esto más largo, sólo decirte que a todos los que te leemos además de alegrarnos con todas tus vivencias y aventuras, nos inspiras a buscar la forma de vivir de una manera diferente.

    Ojalá sigas tan contento y que todas las cosas que planees te salgan súper, eres un gran chavo y una persona con mucha buena vibra y luz.

    Por aquí te sigo leyendo.

  3. Otra vez yo… Te quería decir que yo todos los días voy buscando algo una frase, una imagen y el día de hoy me quedo con esta parte de tu post que me encantó:

    “La vida no es lo que hacemos ni a lo que nos dedicamos, sino lo que logramos sentir y descubrir con eso.
    Yo quiero sentirme libre, saberme libre en alguien, en su respiración, en su mente, en su cuerpo, en la fuerza que hace latir al corazón. Explotar en cada mirada, en cada beso, en cada orgasmo, en cada sueño unidos siempre en un apretón de manos con la fuerza de la complicidad, con la magia del deseo”.

  4. wowwww chavo miles y millones de felicidades y que chido es leerte asi de pleno, de libre y de atervido… Felicidades en este nuevo caminar mas conciente =) un gran abrazote

  5. Como siempre me llena de energía positiva leerte, pero con tus palabras de hoy se acomodan cosas en mi cabecita, uff, que dificil pero que rico es ser uno mismo, disfrutar y ser libre, ufff. Chavo gracias por aparecer en el momento oportuno me has hecho ver cosas que antes no veía. TQM, besos. Horte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s