La cama en un domingo por la mañana…

Los domingos en la mañana, o bueno, cuando abro el ojo, siempre me gustan, siempre me saben a emoción, calma, morbo, placer y antojo. Levantarse sin prisa y con la tranquilidad para permitirse sentir, pensar, soñar, excitarse, darle rienda suelta a los sentidos. Imaginarte despertar con quien tu quieres y después de haber hecho lo que se te haya antojado… Mmmmm  Juguetear con los pies descalzos por debajo de las sábanas, soltar una que otra mordida y dejar volar las manos, la mente. Platicar, hacer planes, escribir sueños en el aire con la ventana abierta sintiendo el viento en la cara, en la espalda y un poco de sol que pinta la habitación y le da ese toque cálido, cómodo, rico para echar flojera. Un café, un libro, una revista, una laptop, un blog….  ja, ja ja. Uffff…. Si alguien alguna vez me lee en estas condiciones, ¡por favor hágamelo saber! ¡Que emoción!
En nuestra vida ¿cuánto es imaginación, cuánto es realidad y cuánto es recuerdo? Mmm… ¡qué más da si lo que experimentas se siente vivo.

Esas mañanas de domingo cool, sexosas, libres, frescas, inquietantemente tranquilas…
Afortunadamente puedo decir que las imagino y las escribo, las recuerdo y las deseo otra vez. Creo que estoy completo. Bueno, me encantaría estar teniendo una de ellas ahorita para ensuciarme el cuerpo de vida. Sin embargo, de alguna forma lo estoy viviendo ensuciándome la mente y los dedos al estarlas describiendo y sintiendo. Tenemos tantas formas de conectarnos, de vivir las cosas… Y digo ensuciarme en un buen sentido, obviamente. En ese sentido semi-retorcido y kinky que todos tenemos y que resulta delicioso.
Además, hay gente que ni siquiera se da cuenta de lo que está viviendo en el momento. Ese no es mi caso, suelo ser demasiado intenso… Recuerdo mi época en la que probé algunas drogas, lo que más me maravilló fue darme cuenta que yo ya traía la mía instalada. ja, ja, ja  El reto era dejarla activa siempre, desengancharme de la prisión de la mente y la razón, de la aparente cordura para experimentar la dulzura de ser uno mismo sin prejuicios, sin pasado y sólo con el futuro de nuestros deseos que se hacen realidad en el presente cuando ponemos en ellos todos nuestros sentidos.

Mmmmm… una sobredosis de leche fría te hace cerrar los ojos y volar, levantar los brazos y mover las manos en el aire al ritmo de tu música favorita, de tus sentidos, al ritmo del calor que llevas en el corazón.
Pero para poder sentir esta “leche fría” hay que permitirnos sentir, emborracharnos de cada emoción y cada sentimiento que la vida nos regala, nos guste o no en el momento. Porque más adelante, de ellos se construirá nuestra felicidad. Como en este momento en el que siento un mar de emociones y sentimientos un domingo por la mañana en una cama vacía pero en un corazón compartido al lado de un celular que me permite conectar el deseo con el recuerdo y el recuerdo con mi realidad…

Que siga este domingo lo suficientemente cachondo para hacernos volar….

En la parte de arriba del blog, al lado del título,  está el link para dejar comentarios. ¡Anímate!

Salvador.

P.D
La foto muestra exactamente lo que siento un domingo en la mañana.
Quien quiera sentirlo, que se experimente siendo el chavo y quien quiera al chavo,  también que se lo imagine. Ja, ja, ja. Este blog es para todos los gustos y para que cada quien se permita siempre sentir lo que le de la gana. 

Este fue el soundtrack del blog…

11 comentarios sobre “La cama en un domingo por la mañana…

  1. El domingo es le día de andar chino jejejee y retoson,,y si es con apapachadas mejor –(Suspiro),,,,Buen dia par ti que todo fluya ligero y hermoso

  2. Ocasionalmente es dificil percatarnos del mensaje q una vivencia nos deja.. Hoy en dia en este pais se viven cosas q ni con todala madurez podriamos entender a la 1ra. Betzy dice:

    Above my note, i loved it!

  3. MI domingo esta siendo tranquilo regresaba a casa después de una noche de copas con un amigo de la prepa recuerdos de antaño y música noventera encontrar de regreso a casa a un amigo que igual venía de un antro intercambiar noticias y reírnos de lo que aconteció en nuestro sábado, caminar por mi ciudad hasta casa y ver un cielo con una gran luna escondiéndose mientras a lado opuesto el sol asomaba el día tomar un baño y recordando lo rico que fue tener entre mis brazos aquel chico con quien compartí caricias por la tarde de ayer, dormir y despertar tarde con el cielo cayéndose aquí en la ciudad de la lluvia mi despertar ha sido húmedo y deliciosamente frío como el vaso de leche fría que tome antes de dormir.

  4. Mi domingo fue extasiadamente complicado, y me di a la tarea de disfrutar esa complicación,
    al final de cuentas…. esa complicación me ha hecho volar nuevamente y saber que nunca es demasiado,
    y nunca es suficiente.

    Bendito Domingo de riqueza!!!! a darle que ya viene la noche!!!!!
    Gracias Salvatoreee

  5. Salvador, al leer tu experiencia de en la cama un domingo por la mañana recordé tantas y tantas ocasiones en que experimenté lo mismo, esa sensación de placer, de travesura, de recuerdos por las horas vividas… qué recuerdos y qué ganas de repetirlo nuevamente. Gracias!!! Me hiciste recordar que estoy vivo. Un abrazo… aunque no sea en la cama un domingo por la mañana…

  6. yumi yumi no esperaba esa foto de ese chico ,, k buena sorpresa,, me sacaste no solo una sonrrisa sino una carcajada jajajaja!!!… los domingos son muy melancolicos para mi,, realmente tratare de cambiar esa perspectiva,, gracias por ayudarme Salvador =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s