Unas lágrimas de leche fría…

Pasan los años y sigue doliendo a veces extrañar algo que ya no existe… un amor que se convirtió en amistad.
Entrar a solas a esa casa despertó la nostalgia en los poros de mi piel. Encontrar puesto el arbolito de navidad y encenderlo, fue encender el recuerdo, la ilusión de aquellos momentos, la magia de la compañía creando una vida juntos. Esa luz que brillaba en los foquitos, me hizo ver todo lo que había a mi alrededor de una forma que ya no recordaba. Porque si bien ese  espacio fue el final de nuestra vida juntos, cada mueble, cada adorno empezó a proyectar recuerdos en las paredes mientras mi cuerpo y mi espíritu dibujaban inevitables sombras.


Todos añoramos compartir nuestra existencia con esa persona especial que nos hace sentir completos, queridos, protegidos, comprendidos, resguardados. Todos buscamos expresarnos a través de ese instinto llamado pasión, fundir nuestros sueños en la mirada del otro y hacer sus lágrimas tuyas, perder y ganar el tiempo juntos.

Cuánta ternura puedes encontrar en quien se mantiene cerca de ti cueste lo que cueste, en quien da todo lo que tiene por dentro y por fuera con tal de hacerte feliz. Hay personas, almas, corazones que jamás se van de tu vida, que se quedan para siempre luchando por encontrar un espacio en donde no quepa el dolor.
El amor a veces se convierte en amistad y cuesta trabajo asimilarlo, entender cómo tu corazón se ha quedó ahí pero tu cuerpo ya no puede explotar en el suyo y tus alas cambiaron de vuelo, de rumbo sin siquiera pedirte permiso. Pero la vida está hecha para volar, para soltarnos, para lanzarnos al vacío. Porque sólo en ese trayecto, en ese absurdo miedo a la soledad, en esa adrenalina de sentir que estamos a punto de tocar el suelo, aparece un nuevo cielo para nosotros…
Lo único que me queda es agradecerle a la vida el poder seguir a su lado, el seguir caminando juntos aunque de diferente manera. Sus triunfos son los míos, sus lágrimas me duelen, su sonrisa me motiva y quiero verlo feliz. Quiero verme feliz yo también porque se que eso lo tendrá tranquilo en cierta forma. Una amistad es para siempre, un amor puro dura para toda la vida. Somos dos árboles con las ramas muy crecidas, golpeados por la tormenta pero con nuestra fe perfectamente anclados a la tierra, con la ilusión mirando al cielo y las estrellas. Somos dos árboles reverdeciendo, aprendiendo a ser flexibles para resistir los vientos. Somos dos y somos uno y eso me hace feliz. Sin embargo, esta
noche, las luces del recuerdo me hicieron derramar unas cuantas lágrimas de leche fría mientras caminaba rumbo a mi casa.
Gracias siempre por todo lo que me has dado y lo que seguirá uniéndonos para toda la vida. Nuestro mismo Dios…

Salvador.

4 comentarios sobre “Unas lágrimas de leche fría…

  1. Los recuerdos afloran y se recuerdan mas en Navidad y te digo que hay que llorar pero de que tuvimos la suerte de conocer a esa persons especial 🙂

  2. No bueeeno! si de por si andaba melancólico.. Me gusta mucho las cosas que escribes, siento que tenemos como una misma perspectiva de las cosas, y justo estoy pasando por ese tipo de momentos últimamente.. gracias por compartirnos tus ideas..

  3. Me resisto a poner el arbolito de Navida este año. Entre los dos lo hacíamos y ahora, no quiero hacerlo solo. Aun recuerdo todo de él, de hecho no quiero olvidarlo. Seguimos como amigos. Estoy seguro que es mejor así. Pero, qué cosas, como dice la canción de Mecano, “Y aunque fui yo quien decidió que ya no más, …….. me cuesta tanto olvidarte”.
    Coincido con lo escrito por Lorena Vargas.
    Muchas gracias por compartir tus pensamientos Salvador. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s